Logo

Conducción térmica

La conducción es uno de los tipos de transferencia térmica que permite que el calor se transmita de un objeto caliente a uno frío.

La conducción difiere de la convección en que, en conducción, no hay transporte de materia. El calor, que es una forma de energía, corresponde a la agitación de los átomos de la materia.

La conducción térmica involucra propagación, por contacto, de esta agitación, y por ello del calor. La posición media de los núcleos se mantiene fija. Éste es así el principal modo de transferencia de calor en sólidos.

Hacer clic en el interruptor para calentar.